Mié, 10/10/2018 - 08:49
Imagen: Shutterstock.

Día Mundial de la Salud Mental

Con información de la OMS y Cruz Roja Colombiana Seccional Cundinamarca y Bogotá.

El Día Mundial de la Salud Mental se conmemora todos los 10 de octubre, con una campaña que busca concentrar la atención mundial en la identificación, tratamiento y prevención de algún trastorno emocional o de conducta destacado para cada año. En este 2018, está dedicado a los jóvenes, ya que el 50% de las enfermedades comienzan antes de los 14 años pero no se detectan ni tratan. Aquí algunos consejos para mejorar la salud mental.

En la adolescencia y los primeros años de la edad adulta se producen muchos cambios: cambio de colegio o de hogar, entrada en la universidad o en el mundo laboral. Para muchos es una época apasionante, pero también puede ser causa de estrés o aprensión. En algunos casos, si no se reconocen y controlan, estos sentimientos pueden causar enfermedades mentales.

El uso cada vez mayor de las tecnologías en línea, que sin duda aporta muchos beneficios, también puede generar tensiones adicionales, pues cada vez es mayor la conexión a las redes virtuales en cualquier momento del día o la noche.

También hay muchos adolescentes que viven en zonas afectadas por emergencias humanitarias, como conflictos, desastres naturales y epidemias, y los jóvenes que viven estas situaciones son particularmente vulnerables a la angustia y las enfermedades mentales.

La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años

La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan. Con respecto a la carga de morbilidad entre los adolescentes, la depresión ocupa el tercer lugar. El suicidio es la segunda causa de muerte entre los 15 y los 29 años. El uso nocivo del alcohol y de drogas ilícitas entre los adolescentes es un gran problema en muchos países y puede generar comportamientos peligrosos, como las prácticas sexuales de riesgo o la conducción temeraria. Otro problema son los trastornos alimentarios.

El reconocimiento de la importancia de la creación de resiliencia mental va en aumento

Afortunadamente, va en aumento el reconocimiento de lo importante que es ayudar a crear resiliencia mental, desde las edades más tempranas, para poder hacer frente a los retos que plantea el mundo actual. Cada vez son más numerosas las pruebas de que la promoción y la protección de la salud del adolescente es beneficiosa no solo para la salud a corto y a largo plazo, sino también para la economía y la sociedad, pues adultos jóvenes sanos podrán contribuir mejor a la fuerza laboral, a sus familias y comunidades, y a la sociedad en su conjunto.

La prevención empieza por un mejor conocimiento

Es mucho lo que se puede hacer para ayudar a crear resiliencia mental desde edades tempranas con el fin de evitar la angustia y las enfermedades mentales entre los adolescentes y los adultos jóvenes, así como para tratar las enfermedades mentales y lograr la recuperación. La prevención comienza por conocer y entender los signos y síntomas precoces que alertan de una enfermedad mental. Los padres y los profesores pueden contribuir a crear en los niños y adolescentes aptitudes que les ayuden a hacer frente a los retos que se encontrarán cada día en casa y en la escuela. En las escuelas y otros entornos comunitarios se puede prestar apoyo psicosocial, y, por supuesto, se puede iniciar, mejorar o ampliar la capacitación de los profesionales sanitarios para que puedan detectar y tratar los trastornos mentales.

La inversión pública y la participación de los sectores social, de salud y de la educación en programas integrales, integrados y basados en evidencias para la salud mental de los jóvenes son esenciales. Esta inversión debe vincularse con programas que den a conocer a los adolescentes y a los adultos jóvenes cómo cuidar su salud mental y que ayuden a sus compañeros, padres y maestros a saber cómo prestar apoyo a sus amigos, hijos y alumnos. Este es el objetivo del Día Mundial de la Salud Mental de este año.

Promover el trabajo psicosocial como terapia de recuperación y acompañamiento de la transformación social. 

Frente al tema, la Cruz Roja Colombiana Seccional Cundinamarca y Bogotá, con el ánimo de cumplir su misión institucional de aliviar y prevenir el sufrimiento humano, hace un llamado a la comunidad sobre la importancia de la salud mental en el contexto social.

Desde el trabajo que realiza la institución humanitaria, el apoyo psicosocial forma parte de las intervenciones de urgencia de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. El objetivo de esta línea es ayudar a las personas y a las comunidades a sanar el daño psicológico y a reconstruir las estructuras emocionales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el reconocimiento de la importancia de la creación de resiliencia mental va en aumento y la prioridad apunta a brindar orientación a los jóvenes para poder hacer frente a los retos que plantea el mundo actual.

Para entender el papel de las emociones en los contextos de emergencias y desastres, es importante enmarcar a las emociones como fenómenos sociales subjetivos, biológicos e intencionales. La estimulación corporal es la respuesta a las activaciones fisiológicas que preparan al cuerpo para la acción de las respuestas motoras.

Primeros auxilios psicológicos

Para hacer posible la dignidad en salud mental, cada miembro de la sociedad debe colaborar para hacer que las enfermedades mentales sean vistas como algo que puede pasar y no como algo que es causa de vergüenza.

Como sociedad debemos estar capacitados en reconocer los problemas relacionados con la salud mental, y saber qué podemos hacer para brindar ayuda. Para lograr esto, no es necesario ser especialista en salud mental cualquier persona puede capacitarse y proporcionar primeros auxilios psicológicos.

Los primeros auxilios psicológicos contemplan las siguientes estrategias:

1. Acercarse a la persona y ayudarla en cualquier crisis, las claves para esto son:

a. Preguntarle a la persona acerca de lo que la preocupa.
b. Encontrar un lugar apropiado y cómodo para ambos.
c. Si la persona no inicia una conversación con usted, puede hacerle algún comentario.
d. Respete la privacidad y la confidencialidad de lo dicho por la persona.

Usted como persona que ofrece primeros auxilios psicológicos, debe buscar ayuda inmediata si:

  • Existe riesgo e que la persona se autolesione.
  • Si la persona experimenta un estrés extremo.
  • El comportamiento de la persona altera a los demás.

2. Escuchar sin juzgar:
Cualquier juicio deberá ser dejado de lado y no expresarse, las personas que se encuentran pasando por una situación muy difícil o estresante necesitan primero ser escuchadas empáticamente, antes de ofrecerles recursos u opciones para sus problemas.

3. Darle apoyo e información:
Una vez que le hemos escuchado, podremos darle información y apoyo emocional y ayuda en las situaciones que le parecen abrumadoras.

4. Alentar a la persona a buscar ayuda profesional especializada:
En este punto, se dan las opciones disponibles para ayuda y soporte, ya que una persona con algún trastorno mental tendrá un mejor pronóstico si es atendida por un profesional de este campo.

5. Alentar a la persona a identificar sus redes de apoyo:
Es importante promover que la persona identifique sus propias redes de apoyo como pueden ser la familia o amigos, así como a otras personas que hayan tenido algún trastorno mental, que le puedan proveer apoyo en el proceso de recuperación.

Consejos prácticos para mejorar la salud mental 

  • Organiza bien tú tiempo.
  • No te sobrecargues de actividades.
  • Aprende a decir “NO” si ya tienes demasiadas actividades.
  • Practica algún deporte.
  • Realiza una actividad que te distraiga.
  • Vive tu presente.
  • Medita con algún sistema de relajación.
  • Disfruta de las cosas simples.
  • Comparte momentos con tu familia y amigos.
  • Tómate las cosas con calma y haz una sola cosa a la vez.

La mente es el nombre más común del fenómeno emergente que es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, la creatividad, el aprendizaje, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad, y otras habilidades cognitivas.

Si necesitas ayuda en un momento de crisis, el Ministerio de Salud dispone de profesionales en sus líneas de atención en salud mental. En Bogotá la Línea 106. Para otros lugares del país puedes consultar el siguiente enlace. 

https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/PP...

There is 1 Comment

Muy interesante el artículo, gracias a las personas que dan apoyo cercano a familias en casos de dificultad Y a aquellas personas que están haciendo su aporte siempre en pro de un bienestar individual y comunitario.

Añadir nuevo comentario