Lun, 06/25/2018 - 09:04
Foto: extra.com.co

95 minutos Dios estuvo en Kazán

¡Gracias Dios por los 90 minutos, con los 5 de reposición, que sacaste para acompañarnos en el juego con Polonia! Fe. Sí Señor. Todos inspirados en Colombia mientras a Polonia se la llevaba el Diablo. Dicen los técnicos que lucieron más desorganizados que economía de país subdesarrollado.

***Por ello, seguramente, vimos en la pantalla la imagen sonriente de dos grandes figuras, mundialistas ellos: René Higuita y el Pibe Valderrama. También a mi nieto Alejandro y a su esposa Yuliana, flameando bandera colombiana, junto a un grupo de jóvenes que me dejaron la impresión de estar afónicos. No les oía la voz. O tal vez ¿sería por mi sordera? ¿No sé si tenía el audífono en mi oído?

***Mejor dicho, estaba en un estado de euforia, de locura, con esta victoria y las que vienen en camino que olvidé mi reciente colectomía total y el nubarrón que aparece en una de las venas que llega a mi corazón y, lo más importante, que hoy 25 de junio cumplo 89 años. ¡No eche vainas! ¡Novenario me dirá Oscar Domínguez! 

***Perdón que haya metido cosa tan personal pero como se trata de Mi Mundial… ¡Hay tanto para comentar!, como que se nos dio la razón a quienes no perdimos la esperanza. Sabíamos que ningún muchacho, ni su D.T., Peker-Man fueron culpables de un tiempo satánico con el Japón. Algo así como Pearl Harbor. Pero dejemos atrás el pasado. Recordemos a Falcao, Cuadrado, Yerri Mina, James, Quinterito, David que es un Goliat en los tres palos, los hombres del agua, de los zapatos, de las camisetas. Del conductor del bus. ¡Qué equipo! Es una enseñanza. ¡Equipo! 

***Ganamos y festejamos. Sin escándalo. A mis amigos de la casa geriátrica los hacen acostar a las seis de la tarde. En santa paz porque les meten una pastillita para que ni siquiera vayan al baño cuando el reloj marca 00:01.

***Me invade la certeza de que sobra cualquier anotación relacionada con este Día del Padre de reposición. Cada colombiano que siguió paso y caída de los jugadores, la sacada de mariposas amarillas, las abatidas caras de los que recibieron pisotones falsos y verdaderos, la gravaron en su memoria y saben que ese rostro hubiese querido para sí la imagen Dolorosa. Ah, y esa sonrisa picarona de los árbitros que nos deja entrever que ellos recuerdan primero a la señora madre de los jugadores…

***Mi apuesta no pagó. Estoy feliz. Mi pronóstico fue 2 para Colombia y 0 para Polonia. Hablemos del 28 de junio. Debo madrugar a las 10 de la mañana para ir a charlar con mis amigos de la casa geriátrica. Les llevaré un balón. El que me regalaron. Confío en que por estar jugando no se quiebren una pata… porque ahí sí, pobre selección de cuchos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.