Lun, 04/22/2019 - 08:19

Dios permite soñar y gozar con la ludomática

¡RESUCITÓ JESÚS! ¿RESUCITARON LOS MUERTOS EN VIDA? ¡Claro que sí! El listado es interesante pero extenso. Leerlo demanda tiempo. ¡Dejemos tranquilos a cada resucitado con su resucitación! Los mencionamos muy de pasada, cual rayó veloz o ¡flashhhh!

***NOVEDADES A GRANEL. –Sin mencionar el se lo dijimos, ahí están  el equipo Santa Fe, de quien el 5 de este mes anunciamos que “Sale a Flote” y hablamos de los milagros;  Cuadrado, el fútbol femenino, ciclistas en el sur, en Turquía, gente en Monserrate,  en las iglesias,  en el teleférico y   haciéndose notoria en procesiones, en atrios de templos, catedrales e iglesias de veredas con aguas milagrosas y Vírgenes piadosas y el mismo Diablo Rojo del América, mostrando su tridente en Santa Marta y creando problemas en la gente.  Muchos temas para disfrutar el ocio. También nos  trajo a la memoria la ludomática, palabra que  se había perdido  en  las pequeñas venas de mi cráneo, porque no quiero dármelas de que tengo cerebro.

***¿QUÉ SE HIZO LA LUDOMÁTICA?– No queremos aparecer como resucitadores, pero si recordamos que por allá en 1999, finalizando el pasado siglo, se presentó el proyecto con el cual  se buscaba que la niñez seducida por el aprendizaje, a través del juego,  llegara a “diferentes conocimientos”. Se trataba de la Ludomática. Fue presentada por la Universidad de Los Andes, la Fundación Rafael Pombo y el Instituto de Bienestar Familiar, con el apoyo financiero de Colciencias.

***JUEGO RESPONSABLE.-El diario El Tiempo, en  Educación, una página publicada el domingo 14 de marzo de 1999 nos decía: “También se busca desarrollar respeto por los demás y autoconfianza para poder comunicarse, valorar la diferencia y aprovechar la diversidad. Objetivo: la creación. Y como los caminos para aprender y crear son muchos, en el juego se buscan a través de acertijos y de exploración de mundos reales o Virtuales.” No me diga más: ¡Juego responsable! desde la niñez. La vida es un juego. Es un entrenamiento. No poner en peligro la estabilidad emocional y el patrimonio y ¡qué bueno es  enseñarlo  todo jugando! Y  es bello soñar ganando. ¿Soñar? Sí, soñar.

***JOSÉ Y LOS SUEÑOS DEL FARAÓN.-A José, hijo de Jacob, con 11 hermanitos más peligrosos que estudiantes de Universidad del Estado, nadie le creía sus sueños. Soñaba despierto, como debe ser. Sus hermanos se lo quitaron de encima lanzándolo a un pozo. No tuvieron en cuenta que él solo sobreaguaba. Cuando José hacía glu glu glu en el fondo del pozo, muy cerca  de los caines pasó un experto en trata de blancas y  de muchachos fortachos (que en Roma llaman bocato di Cardenale) y se lo vendieron. Pidió rebaja y se la dieron para ratificar su aburrición con el soñador.

***NO VENCIMIENTO DE TÉRMINOS. ¡Esclavo serás!, dijo el mercader y lo clavó en la casa de un mandamás del Faraón. De allí fue a parar a la cárcel por los caprichos  de la guaricha, según decir santandereano, esposa del citado militar. Mientras estuvo preso se rebuscó dilucidando sueños de otros que no tuvieron casa por cárcel. Después de  mucho tiempo, sin alegar vencimiento de términos, sino porque confiaba en Dios, llega a  tremendo palacio y se distrae un rato viendo bailarinas movedoras de caderas mientras sale el Faraón a contarle cómo había sido su pesadilla de vaquitas flacas comiéndose a las gorditas y advirtiéndole que no era como en Colombia donde las vaquitas gordas se comen a las flaquitas, sueño diario de minhacienda, políticos, presidentes y banqueros que en cada uno de ellos se hace realidad.

***SEGUIR CON EL SUEÑO Y….-Todo lo demás es sabido.  Traigo a José a este cuento para recordarles que debemos soñar ganando; soñar que somos responsables en el juego;  que hacemos planes de jugadas maestras; que no arriesgamos capitales, y soñar, también, que no todos los sueños vienen de Dios. Recordemos que cuando El  nos  manda el sueño  avisa sobre cuanto produce. Las historias de sueños, de juegos, de fortunas que llegan y se van como las espumas viajeras, cantadas por nuestro gran músico Villamil, son para tener presentes al utilizar una de las 17 plataformas, o casinos, o puntos de venta fijos para realizar apuestas.

***OJO CON LO QUE PIDES.- Y ahora pasemos a otra aparición de Dios. Esta fue a Salomón, según I de Reyes, 3:5: Salomón está en Gabaón y nuestro Amo le dice: “Pide lo que tu quieras y yo te lo daré”. Salomón pide sabiduría para gobernar. El Señor le responde:  “Te daré la mente más sabia y entendida de todos los tiempos. También te daré lo que no pediste: más riqueza que ningún otro rey jamás tendrá.” ¿Entendido? ¡Bah!, dirán unos. Los sabios como Salomón se dedicarán a hacer plata con apuestas responsable. Les cuento: Salomón tenía todos los caballos de carreras que3 usted quiera imaginar.

***DE ARREPENTIMIENTO.- Hablando de estas cosas de resucitar, perdonar y arrepentirse, nuestro amigo Humberto Calderón Devia, periodista director del semanario Apertura, decía: “A los políticos no les alcanzan los día se la Semana Santa para arrepentirse”.

***RESUCITAR LA HÍPICA. La Vida por la Hípica aprovechó la semana de pasión y en cartas que vienen y van, en recuerdos que florecen y avivan la necesidad de tener carreras de caballos en Colombia, estuvieron en plena actividad al igual de aquel personaje que andaba en busca de un autor. Ellos, los hípicos, andan en busca de un hipódromo. La resurrección de Jesús, a quien nunca vimos a caballo, aunque sí en noble pollino, inspira a quienes damos la vida por la hípica. Suerte.  

Añadir nuevo comentario