Mié, 06/12/2019 - 09:13

El Rey del Mar Frente al Volcán Galeras: ¡Junior vs. Pasto!

BOGOTÁ SÍ TENDRÁ FINAL DEL FÚTBOL COLOMBIANO, PASTO VS. JUNIOR SE JUGARÁ EN EL CAMPÍN. El presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, confirmó que el partido de vuelta entre los finalistas se jugaría este miércoles 12 de junio en la capital. Ese es el titular de la prensa y que aparece en Internet.

***SI QUIERE GANAR… debe estar enterado de un poco de minucias del deporte en el que va a hacer su inversión. No lo dude. Hay secretos. Todos van de un lado a otro en voz baja. Desde el origen del mismo hasta el último que lo escucha  se opera una kilométrica distorsión que no permite, al final, conocer el autor del acierto o desacierto al que nos conduce esa palabra que devela lo ignorado, que hace aparecer lo escondido… Y, por ser el secreto un secreto, lucharemos por hacerlos conocer de nuestros seguidores para poder cobrar premios en las 17 plataformas, y en especial las de nuestros anunciadores.

***NO HAY SECRETOS DE ALCOBA. Esta columna trata de orientar las jugadas y el entretenimiento en los deportes. No de los deportes que suelen llamar de alcoba y tan de moda en las primeras comuniones de las telenovelas que se presentan en todos los canales nacionales y extranjeros. Esos son deportes que no tienen ningún chiste y que no reportan utilidades, según lo explica mi abuelito.

***OJO A LOS DATOS…Hoy, hasta minutos antes del encuentro entre Pasto y el Junior, los secretos giran en torno a cómo están los ánimos de Comesaña y García; con qué ropa irán vestidos; llevará Comesaña su nueva camiseta; es cierto que ¿Alexis en vez de una pata de conejo en su llavero tiene una pata de cuy?

***JUEGUE SU INTUICIÓN. Si ha hecho la promesa de visitar el Santuario de Las Lajas, en Nariño, para que el Pasto obtenga su segunda estrella, ¡congratulaciones! Recuerde que tiene que pagar esa promesa, como le pagarán las casas responsables que anuncian en El Jugador a quienes aciertan sus bonos. Es cuestión de Fe.

***FE QUE MUEVE MONTAÑAS Y HAY DERRUMBES.  A propósito de la Fe, circula en el departamento del Meta el pedido de que no tengamos tanta Fe porque ella mueve montañas y ya son muchos los derrumbes en la Vía que de Bogotá conduce a Villavicencio.

***EL JUNIOR Y POSEIDÓN. Se dice que Poseidón es dios del mar. Se argumenta que antes de ello, había sido dios de los caballos. Aclarando las cosas, tenemos que el Junior aspirante  natural al título de Campeón pues ya contabiliza un gol a su favor y no tiene nada qué remontar, sino simplemente ganar, cuenta a su favor con los tiburones que corren como caballos para venir a Bogotá a comer cuy.

***UN CUY TAN GRANDE COMO EL GALERAS. Estos secretos de selladeros de formularios y de pasatiempo con bonos, son productivos. ¡Léanlo! Tiburones que corren como caballos detrás de un Cuy tan grande como un volcán activo, es decir como el Volcán Galeras. ¡Ay! ¡Dios mío! Que noche de fútbol más hermosa nos tienes preparada. Que los malos genios de quienes se dicen jugadores, de los dos equipos, y  los árbitros, estén apaciguados para que no echen a volar tarjetas amarillas y rojas y la afición no pierda el amarillo oro que debieron pagar para entrar al estadio. En una palabra, ¡que no hagan pedazos la bandera!, ni el deporte, ni la Patria, como sí lo hacen los que sabemos y a quienes no queremos recordar en esta jornada de alegría.

***¡EL JUNIOR ES TU PAPÁ! ¡VIVA PASTO CARAJO! Dos gritos de guerra. Dos gritos de amor a las regiones. Dos apasionados gritos que del Norte descienden hacia el Sur para hacer bramar a un gigante volcán todos sus sueños  y que también del Sur ascienden al Norte hasta perderse en el océano, despertando a todas las especies de tiburones que en sus bocazas llevan las ansias de triunfo de sus adoradores.

***FELIZ PARTIDO. Que nadie empañe esta final de fútbol. Que todo el pueblo disfrute de lo que mañana será un cuento de abuelos, todavía enardecidos con la gloria de lo que fue una final de dos pueblos alejados entre sí por la distancia, pero unidos en un único amor por la patria que los espera con la anhelada paz.

Añadir nuevo comentario