Sáb, 03/28/2020 - 09:25
Se proyecta el Tour de Francia sin espectadores.

¡Insólito! Periodista Fabio Marín Ramírez entrevistó estatua de Bolívar

QUÉDATE EN CASA… Ayer les contaba de mis pensamientos durante esta cuarentena a que nos ha llevado la pandemia del coronavirus. Decía cuanto disfruto el recordar sucesos que me rejuvenecen, el releer viejos libros, viejos poemas, historias de la familia y los amigos, de los diarios y revistas en donde dejamos horas de nuestra vida con esa idea de “hacer algo”, y hacerlo.

Ese repaso me ha llevado a creer, algunas veces, que he perdido la cordura o que han sido mis amigos, soñadores como yo, a quienes por instantes se les fueron las luces y se confesaron, sin un hálito de temor al qué dirán, o sin una pizca de vergüenza, en las páginas de un libro plasmando la real, la verdadera historia de Colombia con las fortalezas de los héroes y las debilidades y flaquezas, vicios y corruptelas de una clase que peor que la pandemia que azota al mundo, acaba y destruye a una nación en beneficio propio. La clase política colombiana.

***VOY AL GRANO O MEJOR A LAS LETRAS. Lo confieso. Dije para mis adentros: ¡el coronavirus lo sacó de quicio! Enloqueció Fabio Marín Ramírez, tan buen chico de la prensa que fue en el Grupo Radial Colombiano, en el diario La República, en Colprensa, en el Ministerio de Desarrollo Económico, en La Raza de Chicago (ILL), y en muchos cargos más donde le hizo honor al título de periodista.

Mi preocupación surge cuando empiezo a leer: “Aquel jueves 1 de abril de 2004 la inmensa plaza adoquinada que está en el corazón de Bogotá, la Plaza de Bolívar, se encontraba vacía totalmente. Era una hora temprana… Llegué a la plaza por la calle 10 del Capitolio y apenas aclaraba cuando me detuve un momento para comprobar, mirando a todos lados, que no estuviera nadie más, ninguna otra alma en esa inmensidad. Y proseguí hacia el centro de la plaza, a mi cita, al encuentro con aquel hombre encarnado en esa figura pétrea, inmutable, imperturbable a pesar del tiempo, que parecía esperarme ansioso según pude advertirlo.

***CITA CONVENIDA. Aquí empecé a sufrir. Fabio había hecho una cita con una estatua. ¿Realismo mágico? ¿El General Simón Bolívar invadido por su espíritu quería un reportaje hecho por su admirador y amigo de noches de insomnio Fabio Marín? Respuestas afirmativas. El autor confiesa: “La cita había sido convenida en medio de un largo sueño que sobrevino tal vez por la impresión que dejó en mi la lectura pausada y consciente de unos libros sobre la gesta del General Simón Bolívar, -no nuevos, pero sí inéditos para mí- que contrastaban abiertamente con los primeros que había leído sobre él.”

***LA HISTORIA DE AYER Y LA DE HOY. De aquí en adelante el conversatorio Libertador y Marín es singular. Pasado y presente. Situaciones parecidas a través de la historia. Óscar Domínguez Giraldo, quien tuvo la responsabilidad del proemio, nos dice: “Entre Bolívar y el eterno enamorado del Marín Ramírez no dejan títere con cabeza. Los políticos no dormirán tranquilos si leen la diatriba que les dedica el varias veces abuelo. Quién sabe qué otras sorpresas se trae entre manos. Porque hay Fabio para rato”.

***LOS AMORES, SANTANDER Y MUCHO MAS… El libro de Fabio Marín Ramírez está titulado “Un Sueño de Patria”. El Libertador no guarda secretos para Marín. Le relata con pelos y señales sus amoríos con Manuelita y le cuenta “!La audaz Manuelita se había dado mañas para salvarme del puñal asesino!”. No faltan sus desvaríos con Santander, con Páez. Y como hay mucha historia, no producto de la cuarentena, sino de una historia de la vida real, el Libertador le encomienda a Marín que viaje a “Paita que es un lejano pueblecito ubicado en la costa peruana, en el departamento de Piura. Allá está enterrada desde 1859 cuando murió –29 años después que yo—mi adorada Manuelita, “la señora del Libertador”, como la llamaría hasta su muerte. A ella la mató la difteria frente al Océano Pacífico, a mí la tisis frente al Océano Atlántico. Por favor, vaya y dígale, como se lo dije yo hace mucho tiempo en una carta, que “el hielo de mis años se reanima con sus bondades y gracias”. ¡El amor de la estatua! Y el de Marín el amor a la Patria. Lean el libro.

***LA DIMAYOR SOLICITA AL GOBIERNO AYUDA. En temas de impuestos, salud, asuntos salariales, apoyos financieros y seguridad social.

***CONMEBOL ANTICIPARÁ EL PAGO DEL 60% A LOS EQUIPOS QUE DISPUTAN LAS COPAS LIBERTADORES Y SURAMERICANA. Los beneficiados en Colombia son Tolima, Cali, Millonarios, América, Nacional, Junior y Medellín.

***SE PROYECTA EL TOUR DE FRANCIA 2020 SIN ESPECTADORES.

*** PEP GUARDIOLA PRETENDE HACER DEL MANCHESTER CITY EL EQUIPO INVENCIBLE.

***EL HIPÓDROMO CAMARERO DE PUERTO RICO atenderá las apuestas de los aficionados con las carreras que se realicen en hipódromos norteamericanos. El cierre del Camarero obedece a la situación sanitaria por el coronavirus.

***BUENA SUERTE…Buenos pensamientos, valor, decisión, fe, seguir las normas que nos fijan para evitar la pandemia.

There is 1 Comment

Sumario y critica del libro aprobada. Muy al grano, muy acertada en la descripción de la obra. El libro es una delicia. Cautivador con los detalles, portico y generoso con Bolivar.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.