Mié, 08/07/2019 - 10:09
Foto: Reporteros Asociados.

Las Mujeres hacen realidad el Oro legal de Un Sueño

¡Buscadores de oro! No del oro ilegal que arruina los ríos, la tierra, al país, a los pueblos mientras favorece a los pocos que lo extraen, que traspasan fronteras y lo entregan a naciones enriquecidas que dejan tras de sí el dolor y la miseria.

¡Buscadores de oro! Jugadores que persiguen la Plata, o mínimo el bronce.

Cuando leí la noticia que decía ¡Oro y nueva marca Panamericana! Sandra Lorena Arenas es ahora la historia en marcha mujeres en Lima 2019, el domingo 4 de agosto, con una corresponsalía para Publimetro, miré fijamente la fotografía que registraba el gran momento de la mujer colombiana.

¡Colombia se despierta con oro!

La atleta Sandra Lorena Arenas se colgó la medalla de oro en la competencia 20 km, marcha mujeres, la colombiana finalizó la competencia con un tiempo de 1:28'03, e impone nuevo récord panamericano.

Tienen que creerme: No fue la figura estilizada, ni esa cadera en rítmico movimiento, ni esa espectacular sonrisa, ni los ojos brillantes, ni los brazos de un hada madrina danzando con el tricolor nacional de Colombia, lo que aprecié.

No. Observé a una mujer colombiana, acompañada de otras, la falda a medio subir mostrando sus fuertes y sensuales muslos, metida en las orillas de cualquiera de nuestros ríos de oro, con una batea, meciendo o acunando ilusiones en esa búsqueda de una pepita, de un solo gramo de oro que por unas horas le cambiará la vida. Ese gramo de oro que le permitirá alimentar por un día más, con algo de leche y hasta un huevo, al famélico chico que juega fútbol y patea fuerte cada piedra movediza del río.

Esa fue a la mujer que ví. La que en aquel instante de tener una muestra del oro entre sus dedos, el que le dan los mohanes de ese río, es tan feliz como lo es Sandra Lorena cuando encuentra el Oro en una competencia en la que luchó desde mucho tiempo atrás para hoy ser dueña de la bella Medalla que enorgullece a su Nación.

Entre los hombres he visto aquella figura de los viejos barbudos de Alaska, que con su mula, su pico, su pala, van buscando con ansiedad ese gramo de oro que les permitirá tener un mejor  final de vida, un mejor ataúd  y de paso, también mejor sepultura. Buscadores de oro metidos en socavones van tras la piedra milagrosa que le dará a sus hijos el mejorestar anhelado.

Pero, estos, nuestros ganadores de Oro en los Panamericanos 2019, son en verdad de otra clase. No luchan por tener el oro necesario para un arete como los piratas. Estos buscadores de Oro deportivos lo logran y permiten que los jugadores cobremos plata en cada bono que les hemos invertido apostando para pasar el tiempo. Buscan y logran el Oro para demostrar que esta juventud colombiana tiene un porvenir muy a pesar de quienes dirigen la política que en nada se parecen a quienes un buen día se decidieron a dirigir el deporte nacional. Bienaventurados sean. Colombia los felicita.

***GRACIAS GRANDES A SEÑAL COLOMBIA. Al hablar de deportes se destaca la labor cumplida por Señal Colombia con la transmisión de las competencias de los juegos panamericanos. Otro tanto diremos de las otras cadenas, aunque por cuestiones monetarias, solo dan a conocer segundos, mínimos instantes de la gloria que consiguen los deportistas.

***LAS NUEVAS ORACIONES DE LOS DEPORTISTAS. “!Dános, Señor, el jonrón de cada día!” dicen los peloteros colombianos hoy consagrados al ser aceptados en las grandes ligas. “Perdónalo Señor, si se atreve a pasarme un strike”. El pitcher clama: “Que de mi zurda solo salgan strikeouts, Padre Mio” . Recuerdan que en la U fue consagrado tirapiedras con la siniestra,

***¡ME QUEDO CON EL BRONCE HADO! Y las damas que han ido a los Juegos Panamericanos han decidido quedarse con el  Bronce que conceden los Hados a quienes no alcanzaron la puntuación para vencer a los dorados o plateados deportistaso jugadores. Algo es algo.

***SABER JUGAR, GANAR O PERDER es una ciencia. Se necesita aprender a disfrutar  el triunfo o sufrir la pérdida. No es cuestión de alegrarse o llorar. Para ello hay que aprender a jugar con responsabilidad. ¡Buena suerte!

Añadir nuevo comentario