Lun, 03/04/2019 - 15:07

Carrillo va en cochecillo

El procurador Fernando Carrillo Flórez ya peló el cobre. Su carrera hacia la presidencia del 2022 prendió motores de la única manera que puede por ser aún funcionario público, es decir ser candidato pero a la chita callando. Por eso se mueve en todas las direcciones y no pierde jugada.

Le sirve un chiste del canciller Carlos Holmes Trujillo sobre si aspiraría a la presidencia, para sacar pecho y de paso intentar venderse como el más pulcro. Además de hacerse pasar como Fiscal General en el exterior donde lo han tenido que poner en su sitio, reclama méritos que no tiene como supuesto funcionario del poder judicial colombiano.

Pero no ha ahorrado esfuerzos para mostrar los dientes y le sirve al mejor estilo gavirista, o sea, aceitar la maquina del cambis cambeo para alimentar su clientela.

Con muy buen cálculo se esforzó para que cinco de sus procuradores delegados llegaran con muy buena recomendación y fueran presentados como candidatos al Consejo de Estado. Ivan Darío Gómez Lee, Nicolás Yepez, Sonia Patricia Tellez, Gian Carlo Mercenaro, Rodrigo Alfonso Bustos, todos ellos incondicionales de Carrillo que contribuirían a engrosar las filas de los magistrados con peso específico en la política clientelar. Allí no le sonó la flauta que imaginaba bien afinada. Además se incluyó en esta promisoria lista al magistrado que firma las tutelas en favor de la Procuraduria en Córdoba y al novio de la Magistrada Gloria Ortíz, abogado de CERROMATOSO. En la Corte Constitucional que preside la Ortíz le acaban de avalar los poderes exorbitantes de que se han sabido rodear los procuradores generales en Colombia en su ilusa pretensión presidencial.

Por esta razón muchos se preguntan cómo estaría el almuerzo del Procurador Fernando Carrillo y de qué hablarían el sábado pasado en el vecindario de las residencias del ex consejero de Estado Ricardo Hoyos Duque y del Conjuez y abogado suyo Gabriel de Vega? 

Ricardo Hoyos Duque es el abogado de Luis Pérez Gutierrez en la disputa de Antioquia contra el Departamento de Chocó y en contra el IGAC por la legalidad del deslinde y amojonamiento y del mapa publicado como punto final de las aspiraciones del despojo de los corregimientos de Belén de Bajirá, Macondo, Blanquiset y Nuevo Oriente. 

Este influyente ex consejero ronda la Sede judicial del Consejo de Estado como uno de los grandes electores. Y el Señor Gabriel de Vega, Ilustre conjuez de ese mismo tribunal, es el abogado y asesor de cabecera del procurador Feranado Carrillo Flórez en la demanda de nulidad de su nombramiento y de la insólita resolución del inefable procurador de la época Edgardo Maya Villazón, quien en cambio de favores lo absolvió después de quince años a Carrillo por la desmedida negligencia y la excesiva tolerancia que casi raya en la complicidad con los sucesos de La Catedral cuando Pablo Escobar se voló como Pedro por su casa.

Nadie que conozca las normas relacionadas con las faltas disciplinarias puede ignorar que deliberadamente Carrillo salió en limpio cuando estaba sucio hasta el tuétano porque prácticamente se le manda a avisar al narcotráficante que el gobierno se iba a tomar La Catedral y que las infracciones que se habían cometido en la Catedral, el santuario de Pablo Escobar. 

Edgardo Maya se dio sus mañas para habilitarlo plenamente y ponerlo en el radar para la carrera presidencial.

Las gestiones diplomáticas en medio de una apretada agenda itinerante del procurador Fernando Carrillo Flórez y sus frecuentes citas académicas en Madrid y Washington pasan por poner a sus delegados de candidatos a las altas cortes y por explicar en medio de un suculento ejercicio de gastronomía, la visión política de sus pleitos con los lideres políticos de Bolivar, Cordoba y Santander, donde piensa obtener su primer millón de votos con el apoyo de la Bancada de Antioquia manejada por ni más ni menos que por el actual gobernado Luis Pérez.

Así se preparan en pinitos electorales para el 2022 y se comprometen fraternalmente  con su confidente e intocable Luis Pérez, con quien ya ha conversado en el sentido de que podrían hacer fórmula para la presidencia del 2022. 

Perez con el apoyo incondicional de su colega de aspiraciones Fernando Carrillo hasta ahora habría logrado desvíar toda su responsabilidad en el aterrador torcido de Hidroituango en cabeza de sus socios de EPM.

Sin duda la dupla de juristas consumados y de gran altura, Ricardo Hoyos Duque y Gabriel de Vega, hacen un buen equipo como artilleros del señor Procurador para sacar adelante sus pleitos políticos y personales como lo hace con su escudero Ivan Dario Gomez Lee, el cuasi yerno de Horacio Serpa, derrotado en la última contienda en el Consejo de Estado pero a quien atiende con suculenta insistencia dado su común parentesco santanderiano con la familia Serpa.

Desde ya preparan el ambiente para imponer sus tesis en el caso de la Acción Popular contra Odebrecht, por la Ruta del Sol que pasa en los próximos días a ese mismo tribunal donde sus escuderos nadan como peces en el agua. Permaneceremos atentos fiscalizando las movidas del Señor Carrillo no solo en su reiterado periplo a Madrid en donde disfruta de su especial arquitectura y del solaz académico sino en las andanzas gastronómicas contra los intereses de la democracia y el derecho colombianos.

Añadir nuevo comentario