Jue, 03/30/2017 - 07:12

Encontrando tu propósito de vida

¿Te imaginas a Gandhi mintiéndose? ¿Te imaginas a Einstein o Martin Luther King buscando atajos? “Bueno voy a intentar esto y si no, haré como si no hubiese pasado nada…”

Pero si te mientes no llegarás a ningún sitio.

Así que deja de repetirte esloganes de anuncios de “Porque tú lo vales…”, “Te mereces un premio…” o cualquier cosa fácil de oír.

Así no funciona. Lo siento pero no llegarás a nada si te mientes.

Si quieres llegar lejos tienes que decirte la verdad. Sólo la verdad.

Vamos a ver: ¿Te estás esforzando? ¿Estás haciendo todo lo que puedes?

Insisto: ¿Estás dando el máximo?

Deja de leer esto y contéstate.
Porque en cuanto te digas la verdad todo cambiará. Y encima te sentirás mejor.

Te contaré el caso de un cliente:

Miguel Aduriz estaba desesperado porque no sabía lo que de verdad quería. Mejor dicho: no buscaba lo que de verdad quería. Prefería engañarse. Prefería seguir las mentiras oficiales para vivir bien…

Pero le dije: “Miguel, lo que necesitas es la verdad. Busca lo que quieres para tu vida, por extraño o loco que parezca. Olvídate del que dirán. No te hagas trampas. ¿Qué persona te gustaría ser?”

Y Miguel se recluyó un fin de semana para buscar la verdad. Pensó el viernes tarde, pensó el sábado y pensó el domingo.

Miguel tenía un Rolls Royce por cerebro (era inteligente y tenía ganas de hacer cosas) pero no sabía a dónde ir porque no se atrevía a hacer lo que le gustaba. Pero tras su fin de semana pensando en solitario todo se aclaró.

Decidió que quería un trabajo independiente por su cuenta y viajar por el mundo trabajando en su PC portátil.

(Si me hubiera dicho que quería una vida tranquila en una empresa de seguros también hubiera válido. Lo importante era decirse la verdad.)
El otro día hablé con Miguel y estaba en Indonesia escribiendo artículos para guías turísticas. Y le va genial, ahora es un profesional codiciado porque hace lo que le gusta. Y el que hace lo que le gusta lo hace bien. Y le pagan mejor aún.

Y ahora te toca a ti. ¿Te haces una película falsa de tu vida?

Mira: sólo llegan alto los que tienen una integridad consigo mismo a prueba de bombas. No te mientas, no veas lo que te gustaría ver.

¿Dónde estás de verdad y a dónde quieres ir?

Al principio duele pero tras un minuto de shock tu vida cambia y te vuelves más positivo.

Si te dices la verdad prosperarás. La gente confiará en ti porque irradiarás algo especial.  He tenido la suerte de conocer a mucha gente y aquellos que se dicen la verdad reconociendo sus debilidades, son los ÚNICOS que llegan lejos.

Porque todo el mundo tiene debilidades, no pasa nada. Pero te aliviarás cuando reconozcas tu situación. ¡No te lo esperarás! Y disfrutarás a partir de decirte la verdad.

Yo salí de la ruina cundo reconocí: “Estoy arruinado y lleno de deudas Y la culpa es mía.” A partir de ahí todo fue cuesta abajo.

Se acabaron las actuaciones patéticas.

En cuanto te digas la verdad despegarás económica y socialmente. Confiarán en ti y te ayudarán. Tenemos un sexto sentido para saber quién miente y quién no.

No esperes ser perfecto, sólo se honesto.

Entonces te juntarás con otras personas honestas y cuadriplicareis vuestro potencial. (Junta a dos que no se fían y no ganará ninguno).

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.