Dom, 09/19/2021 - 10:42

La primera derrota militar de EE.UU en Latinoamérica. 1933

El primer día del año abandonan a Nicaragua los marines con todos sus barcos y aviones. El hombrecito de 1.50 que parece una T con su sombrero alón, ha humillado a un imperio.

La prensa norteamericana lamenta los muchos muertos en tantos años de ocupación, pero destaca el valor del entrenamiento realizado por los aviadores. Gracias a la guerra contra Sandino, Los Estados Unidos han podido ensayar por primera vez el bombardeo en picada desde aviones Fokker y Curtiss, especialmente diseñados para combatir en Nicaragua.

Al irse, el coronel Mathews deja en su lugar a un oficial nativo, simpático y fiel. Anastasio Tacho* Somoza* es el nuevo director de la National Guard, que pasa a llamarse Guardia Nacional.
No bien llega a Nicaragua, el triunfante Sandino declara: 

-Ya somos libres. No dispararé un tiro mas.

El Presidente de Nicaragua, Juan Bautista Sacasa, le da un abrazo. El general Somoza también le da un abrazo.

(Eduardo Galeano, El siglo del viento, pag.113 Siglo XXI Editores  2016)

LA GUERRA DEL CHACO. 1933 (334 Palabras)

Guerra entre Bolivia y Paraguay. Los 2 pueblos mas pobres de América, sin salida al mar, los más vencidos y despojados, se aniquilan mutuamente por un pedazo de tierra.  Escondidas entre los pliegues de las 2 banderas, la Standard Oil Company y la Royal Dutch Shell, se disputan el posible petróleo del Chaco.

Metidos en la guerra paraguayos y bolivianos están obligados a odiarse por una tierra que no aman, que nadie ama y que se inició en un caserío llamado Masamaclay, que en lengua de los indios significa lugar donde pelearon 2 hermanos. El Chaco es un desierto gris, habitado por espinas y serpientes, sin un pájaro cantor ni huella de gente. Todo tiene sed en este mundo de espanto, las mariposas se apiñan sobre las pocas gotas de agua que caen. Los bolivianos vienen de la heladera al horno: de las altas cumbres andinas llegan a estas calcinadas tierras donde más mueren de sed que de bala. Nubes de moscas y mosquitos persiguen a los soldados.

De un lado y del otro, el pueblo descalzo es la carne de cañón que paga los errores de los oficiales. 90 Mil muertos y 3 años duró esta guerra.

Cuando al  mediodía llega la noticia, callan los cañones y los haraposos fantasmas van emergiendo, poco a poco, de sus trincheras, ciegos de sol, caminan dando tumbos por tierra de nadie hasta que quedan frente a frente el regimiento Santa Cruz de Bolivia y el regimiento Toledo del Paraguay, los restos, los  jirones.Y aunque la orden es no hablar con el enemigo, alguien lanza un grito y comienza la algarabía: los soldados rompen la formación, arrojan las gorras y las  armas al aire y corren en tropel los paraguayos hacia los bolivianos, los bolivianos hacia los paraguayos, bien abiertos los brazos, gritando, cantando, llorando y abrazándose.

MANAGUA. DOS ACTORES Y EL EXTERMINIO. 1934 (375  Palabras)

Somoza sale de la casa de Arthur Bliss Lane, Embajador de Estados Unidos quien acaba de darle su apoyo incondicional para matar a Sandino.

Sandino llega a cenar en la casa de Sacasa, Presidente de Nicaragua y le cuenta los problemas en la cooperativa de Wiwilí donde el y sus soldados trabajan la tierra hace mas de un año.

Somoza explica a sus oficiales que Sandino es un comunista, enemigo del orden, que tiene escondidas muchas mas armas de las que entregó y discute con ellos si lo envenenan, le pegan un tiro, lo derriban del avión en que debe regresar o lo matan en emboscada en las montañas.

Sandino explica al Presidente que Somoza no lo deja trabajar y sobre el creciente poder de la Guardia Nacional y le advierte que pronto Somoza lo quitará para sentarse en el sillón presidencial.

Somoza termina de resolver los detalles y se despide de sus oficiales. Sandino termina de beber su café y se despide del Presidente.

Mientras Somoza va a escuchar el recital de la poetisa peruana Zoila Rosa Cárdenas, Sandino parte hacia la muerte y es acribillado en un lugar llamado La Calavera, sobre el camino. Solo.
Esa misma noche el coronel Santos López escapa de una trampa en Managua. Con una pierna sangrando, séptimo tiro en sus años de guerra, trepa por los tejados, se descuelga, salta tapias y finalmente emprende una espantosa caminata por la vía del tren, hacia el norte.

Al día siguiente hay una matanza al por mayor en las montañas porque Somoza manda arrasar la Cooperativa de Wiwilí. La Guardia Nacional ataca por sorpresa y extermina a los campesinos que fueron soldados de Sandino y ahora estaban sembrando tabaco y plátanos y tenían un hospital a medio hacer. Se salvan las mulas, pero no los niños.

Poco después se celebran banquetes en homenaje a Somoza en la Embajada de Estados Unidos en Managua y en  los clubes de alta sociedad de León y Granada. El gobierno decreta una amnistía general para todos los delitos cometidos desde la víspera del asesinato de Sandino.

Oficialmente, el crimen no existió.

(Sofonías Salvatierra, Sandino  la tragedia de un pueblo, Madrid, Talleres Europa, 1934)

MIGUEL A LOS 29. 1934 (217 Palabras)

Siempre perseguido por la policía salvadoreña, Miguel Mármol encuentra refugio en casa de la amante del cónsul de España.

Una noche se desata una tempestad y desde las ventanas Miguel ve que el río crece y que allá lejos, en el recodo, la corriente está a punto de embestir el rancho de barro y cañas donde viven su mujer y sus hijos. Desafiando el ventarrón y las patrullas nocturnas, Miguel abandona su sólido escondite y sale disparado en busca de los suyos.

Pasan la noche todos abrazados, apoyados en las frágiles paredes, escuchando rugir el viento y el río. Al alba, cuando por fin callas el viento y las aguas, el ranchito está un poco hueco y mojado, pero no volteado. Miguel se despide de su familia y regresa a su refugio.

Pero no lo encuentra. De aquella casa de bien plantados pilares, no queda ni un ladrillo de recuerdo. La furia del río socavó los cimientos y se ha llevado al Diablo a la amante del cónsul y a la mucama que han muerto ahogadas.

Y así ocurre el séptimo nacimiento de Miguel Mármol, a los 29 años de su edad.

(Miguel Mármol, Los sucesos  de 1932 en El Salvador, La Habana, Casa de las Américas, 1983)

MARACAY, JUAN VICENTE GÓMEZ. 1935 (216 Palabras)

En 1908 Gómez, el único en quien confiaba Cipriano Castro, le robó el trono cuando apenas zarpaba de La Gaira, ahora, después de 27 años de dictadura, muere y sigue mandando sin que nadie lo moviera ni lo muriera y ahora no hay quien se atreva a chistar.

Cuando el ataúd del temible viejito queda bajo montañas de tierra, los presos de la cárcel derriban las rejas y el pueblo se desata en griteríos y saqueos.

Juan Vicente Gómez muere solterón. Ha engendrado hijos a montones, amando como quien mea, pero jamás ha pasado toda la noche con una mujer. El alba lo ha encontrado siempre solo en su cama de hierro, bajo la imagen de la Virgen María y junto a sus muchos baúles llenos de dinero.

Nunca gastó ni una moneda. Todo lo pagaba con petróleo. Repartió petróleo a chorros a la Standard Oil, a la Gulf, a la Texas, a la Shell, y con pozos de petróleo pagó cuentas del médico que le aplicaba sondas en la vejiga, los sonetos de poetas que le escribían a su gloria y las faenas secretas de verdugos que le cuidaban el orden.

(José Soldán Pareja y Paz, Juan Vicente Gómez, un fenómeno telúrico, Caracas, Ávila Gráfica, 1953)

BUENOS AIRES, BORGES. 1935 (254 Palabras)

Le horroriza todo lo que reúne a la gente como el fútbol o la política, y todo lo que la multiplica, como el espejo y el amor. No reconoce otra realidad que la que existe en el pasado, en el pasado de sus antepasados y en los libros escritos por quienes supieron nombrarla.

El resto es humo.

Con alta finura y filoso ingenio, Jorge Luis Borges cuenta la Historia universal de la infamia. De la infamia nacional que le rodea, ni se entera.

Aunque nació en Buenos Aires, en 1899 su familia se mudó muy temprano a Suiza e hizo amplios recorridos por Europa, regresando en 1921 a su país.

Faustino Cabal decía que los mexicanos descienden de los aztecas y los peruanos de los incas. Pero que los argentinos descienden de los barcos. Así Borges, en un país donde todo el mundo se considera europeo y efectivamente tienen sus orígenes en ese continente, Borges se dedicó a escribir cuentos de ficción entre los que se destaca El Aleph, en el cual habla de un supuesto punto en el universo donde se encuentran todos los conocimientos de la humanidad, o sea que con años de anticipación pronosticó la internet.

En 1955 fue nombrado director de la Biblioteca Nacional y profesor de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. A los 55 años quedó ciego y murió el 14 de junio de 1986 en Ginebra, Suiza.

(Jorge Luis Borges, Obras Completas 1923/1972, Buenos Aires, Emecé, 1974)

BUENOS AIRES, ESTOS AÑOS INFAMES. 1935 (380 Palabras)

En Londres el gobierno argentino firma un tratado que vende al país por moneditas. En las opulentas quintas del norte de Buenos Aires la Vacunocracia baila el vals bajo las glorietas y si la patria vale moneditas las personas valen menos porque a precio de ganga está el trabajo de los obreros y es fácil encontrar muchachas que se desnudan por un café con leche.

Brotan nuevas fábricas y con ellas barrios de casa de latas, acosados por la Policía y la tuberculosis donde la yerba se seca al sol y el mate engrupe el hambre. La policía argentina inventa la picana eléctrica para convencer a los que dudan y enderezar a los que se tuercen.

En la noche de Buenos Aires el cafiolo busca a la milonguita y la milonguita al bacán, el burrero busca el dato y el cuenta musas algún otario que engrupir y el desocupado busca empleo en el primer diario de la madrugada.

Van y vienen por las calles el bohemio, el calavera, el timbero y demás murciélagos, todos solos de soledad, mientras el último tango de Discepolín canta El mundo fue y será una porquería
Discepolín es un hueso con nariz, tan flaco que le ponen inyecciones en el sombrero y fue el sombrío poeta del Buenos Aires de los años infames.

Enrique Santos Discepolo creó sus primeros tangos, pensamientos tristes que se pueden bailar, cuando andaba de cómico de la lengua por las provincia donde tarareaba tangos que hablan de gente sin plata y sin fe

(Eduardo Galeano, El siglo del viento págs.. 119 y 120, copia casi literal por lo que adjuntamos significado de palabras aceptadas por la academia pero de poco uso en Colombia)

Vacunocracia = O la inocencia de los corderos, ineptocracia
Mate = Árbol con cuyas hojas se prepara una infusión tradicional en el cono sur
Engrupir = Hacer creer una mentira, 
Picana: Vara larga con punta de hierro para aguijar a los bueyes
Cafiolo = que se lucra con el ejercicio sexual de terceros
Milonguita = Entre la leyenda y la realidad
Bacán = Bueno, excelente, elegante
Burrero: Apostador en carreras de caballos
Cuenta musas = Declamador
Otario = Tonto, necio, fácil de embaucar
Timbero = jugador empedernido

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.