Lun, 12/31/2018 - 10:34

Trabajamos por Colombia

Al irse acercando el fin del 2018, tengo que decirles que el balance legislativo de éste año ha sido arduo, con resultados significativos, con una labor propositiva y sobre todo, ceñidos a nuestras propuesta de campaña de defensa del agro colombiano, del Medio Ambiente, de la vida, de nuestros recursos hídricos y por supuesto de Paz con la Naturaleza.

Por eso, en esta primera entrega, de dos informes de rendición de cuentas, dentro de un ejercicio de transparencia y de responsabilidad política hacia los ciudadanos, quiero presentarles los avances significativos que logramos adelantar desde el seno de la Comisión Quinta del Senado.

En el componente social, logramos defender la continuidad de los subsidios al gas GLP, al de los cilindros de gas propano, esa conquista social lograda ya desde hace más de cinco años por las gentes del sur del país y que hoy sigue beneficiando a más de 220 mil familias de estrato 1 y 2 de los departamentos de Nariño, Cauca, Caquetá y Putumayo y que, permite al tiempo evitar la tala de bosques y minimizar el riesgo de enfermedades respiratorias en las familias campesinas de nuestro Macizo Colombiano.

En relación al Medio Ambiente también impulsamos el documento CONPES 3915 de 2018, para proteger y preservar la principal fábrica de agua de Colombia y una de las más importantes de Suramérica: el Macizo Colombiano.

El Macizo Colombiano, que se encuentra en jurisdicción de siete departamentos y 89 municipios del sur del país, produce el 70% del agua dulce de Colombia, por ende es de suma importancia su cuidado y preservación.

Con nuestras ponencias logramos sacar adelante leyes muy importantes y de gran relevancia para Colombia en materia ambiental, como por ejemplo, la Ley 1930 de 2018 o Ley General de Páramos.

La Ley de Páramos establece directrices que propenden por el cuidado de estos ecosistemas en su integralidad, preservación y restauración. Colombia es el país con el mayor número de estos ecosistemas con un total de 37 páramos, de los cuales en su gran mayoría están delimitados.

La ley 1931 de 2018 o Ley de Cambio Climático también fue otra de las grandes iniciativas que tramitamos en el Congreso a través de nuestras ponencias en Comisión Quinta y Plenaria del Senado.

El objetivo de esta Ley, es establecer las directrices para la gestión del cambio climático en las decisiones de las personas públicas y privadas, la concurrencia de la Nación, Departamentos, Municipios, Distritos, Áreas Metropolitanas y Autoridades Ambientales principalmente en las acciones de adaptación al cambio climático, así como en mitigación de gases efecto invernadero, con el objetivo de reducir la vulnerabilidad de la población y de los ecosistemas del país frente a los efectos del mismo y promover la transición hacia una economía competitiva, sustentable y un desarrollo bajo en carbono.

Además de estas Leyes de gran impacto nacional, estamos en el trámite de muchas otras iniciativas que van camino a convertirse en Leyes de la República, por ejemplo, buscamos a través del Proyecto de Ley 58 de 2018, prohibir en Colombia el fracking, porque lo consideramos como una técnica peligrosa y dañina para nuestro Medio Ambiente, que podría también generar, como lo afirman expertos, serios problemas de salud a las personas y por supuesto genera también gran amenaza para las fuentes de agua como lo evidencian los científicos en varios lugares del mundo.

La discusión de éste proyecto empezará el próximo mes de marzo y como autor del mismo, tengo que manifestar mi férrea oposición al fracking en Colombia por las razones anteriormente expuestas y porque nuestro país debe hacer la transición hacia energías renovables y limpias, amigables con nuestro Medio Ambiente y la naturaleza.

En nuestra segunda entrega de éste informe de rendición de cuentas, abordaremos otros temas de igual interés como el que desarrollamos desde la Comisión de Paz del Senado y sobre otras iniciativas que surten sus respectivos debates en el Congreso y cuyas ponencias tengo a cargo.

También sobre algunos debates que adelantamos y nuestra participación en foros y audiencias en pro de continuar la defensa de la causa ambientalista, animalista, de garantizar los Derechos a las minorías, a los indígenas, y desde luego alzando la voz por nuestros campesinos y en general por todas las gentes de nuestro sur del país.

¡Paz con la Naturaleza! 

Añadir nuevo comentario