Lun, 11/23/2020 - 07:47

Los derechos de la salud en el cuarto oscuro de la omisión

En Colombia según la ley 1551 de 2015 la salud es un derecho fundamental y el Estado debe ser su garante. En el territorio Colombiano aun sin tener capacidad de pago la población se beneficia con un subsidio teniendo en cuenta el sistema de selección de beneficiarios SISBEN en los niveles 1, 2 y 3 a través del régimen subsidiado en salud (RS).

En el marco del Plan Obligatorio de Salud Subsidiado (POS-S), se viabiliza la afiliación de toda la familia como núcleo, garantizando que cada uno de sus miembros goce del beneficio. El subsidio estipulado depende de la categorización en el SISBEN, para el nivel 1 el costo es 0 pesos, en los niveles 2 y 3 se realiza un pago representativo del valor del servicio.

La secretaria de salud de cada territorio o quien haga sus veces, es la oficina encargada de velar por que toda la población de su jurisdicción esté afiliada al sistema de salud, principalmente aquellos que no tienen capacidad de pago o pertenecen a grupos vulnerables como habitantes de calle, niños en protección, indígenas, desplazados y desmovilizados.

Cada usuario tiene derecho de afiliarse a la Empresa Promotora de Salud Subsidiada EPS-S de su preferencia y que oferte en su región, si en los siguientes 90 días se siente inconforme con el servicio tiene la opción de realizar el cambio a otra que haga presencia en su lugar de residencia. Pasados estos 90 días la permanencia minina en la EPS que escogió es de 1 año. Se cuenta como derecho incluir a todos los miembros de la familia como beneficiarios en un mismo núcleo.

Los recién nacidos automáticamente deben ser incluidos en el núcleo familiar al que pertenezca la madre y gozarán de los beneficios de promoción de la salud y prevención de la enfermedad en el programa de crecimiento y desarrollo, incluyendo el esquema de vacunación y atención a los problemas visuales.

En el abanico de derechos los usuarios del Régimen Subsidiado (RS) cuentan con atención y rehabilitación en la red contratada por las EPS para la atención. Esta red corresponde a las instituciones publicas o privadas que estén habilitadas como IPS (Institución prestadora de Salud), más conocidas como clínicas si son privadas u hospitales o ESEs si son públicas.

Además de una atención eventual en salud por enfermedad, urgencias u odontología, entrega de medicamentos y hospitalización la EPS a través de su red prestadora debe contar con programas de salud sexual y reproductiva, control prenatal, prevención y atención de VIH-SIDA, prevención de enfermedades o discapacidades producidas por malos hábitos alimenticios y prácticas sedentarias, detección y atención de casos de violencia intrafamiliar y abuso sexual y atención especial para personas con algún tipo de discapacidad y los adultos mayores.

Es importante recalcar que este susidio aplica para quienes por su condición económica no cuenten con los recursos o un empleo que le permita afiliarse al régimen contributivo; si por el contrario ejerce una labor o es independiente y devenga un salario mínimo es de carácter obligatorio aportar al sistema de salud a través del régimen contributivo, de no ser así estaría incurriendo en un daño fiscal y en cualquier momento se retirará el subsidio.

Todos los usuarios de régimen subsidiado en salud tienen derecho a conformar en su EPS o IPS que lo atiende una alianza o asociación de usuarios con el fin de velar por la calidad del servicio prestado en defensa de los afiliados y participar en la mejora del modelo de atención del servicio.

La pandemia trajo consigo un sinnúmero de nueva legislación con el fin de paliar el impacto que ocasionó el aislamiento voluntario y la salud no fue la excepción, a raíz de la incapacidad para asistir presencialmente a las diversas atenciones en salud, las perdidas masivas de empleo y la disminución de ingresos de trabajadores independientes; muchos usuarios que aportaban desde su asignación salarial un porcentaje para el pago de la salud en el régimen contributivo RC  quedaron cesantes y por ende sin protección en salud. Con el objetivo de entrar en cintura las sinvergüenzuras u omisiones de las responsabilidades como aseguradores de las EPSs del país quienes amparados en la imposibilidad de llegar a las comunidades cerraron sus puertas y se retiraron de los municipios dejando a la deriva a miles de Colombianos quienes fueron castigados injustamente y de su propio bolsillo tuvieron que sacar para comprar los medicamentos, practicarse laboratorios y otros exámenes diagnósticos o peor aún quienes llevaban un tratamiento por enfermedades de alto costo y sin ninguna explicación les suspendieron o congelaron sus citas, se generó una serie de decretos, resoluciones y circulares que afanosamente pudieran rescatar a los usuarios de la dejadez en que los sumió por varios meses el inhumano proceder de estas bien pagadas Empresas Promotoras de Salud

La resolución 521 de 2020 le ordena a la EPS incluidas las subsidiadas la atención domiciliaria a la población mientras se mantenga la emergencia sanitaria, la resolución 536 de 2020 indica que los prestadores en salud deben realizar un plan de acción respetando las medidas de aislamiento que le permita a los usuarios recibir una atención conforme a los lineamientos de calidad, oportunidad, etc. El usuario también puede cambiar el sitio de atención de su EPS en caso de verse obligado a vivir en otra ciudad por el tiempo de aislamiento voluntario o en dado caso que su EPS no haga presencia en su nuevo domicilio puede cambiarse a otra aun sin cumplir la permanencia mínima.

El decreto 800 de 2020 garantiza que las personas que perdieron su empleo a causa de la pandemia puedan mantener su afiliación al sistema de salud apelando al derecho de movilidad entre regímenes hasta por seis meses más después de terminada la emergencia en salud, esto quiere decir que una vez se ha perdido el empleo automáticamente se debe realizar el cambio del régimen contributivo al subsidiado de todo el núcleo familiar sin interrupción de tratamientos médicos u hospitalarios previos.

Las secretarias de salud de cada región son las responsables de vigilar que las EPS no vulneren ninguno de los derechos de los usuarios durante la emergencia en salud y ejercer control en la calidad de la prestación teniendo en cuenta las disposiciones del gobierno nacional. La Superintendencia de salud en septiembre reportó 12.561 quejas en lo que va de la Pandemia por inconformidad en el servicio prestado de las diferentes EPS. Siendo las principales fallas la demora en toma de muestras de Covid-19 y su posterior entrega de resultados, atención y asignación de citas y la atención a domicilio de los pacientes crónicos.

Con el fin de combatir la omisión de los derechos en salud desde las promotoras el gobierno central ha instituido una tabla de salvación, todos los colombianos desde ya creando un usuario y contraseña tienen acceso a una plataforma o portal web donde personalmente podrán consultar y realizar novedades en el Sistema General de Seguridad Social en Salud. Desde este portal y en la seguridad de su hogar y sin hacer filas o esperar turnos o recibir tratos humillantes se pueden incluir o retirar beneficiarios del grupo familiar, pasar del régimen contributivo al subsidiado en caso de perder el empleo. Hacer cambio de la ciudad de atención y hasta retirarse y realizar una nueva afiliación a otra EPS. Todas estas facilidades se pueden tener desde un computador o celular inteligente ingresando a la página www.miseguridadsocial.gov.co.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.